Conducción segura de camionetas 4×2 y 4×4 Recuperación de Vehículos

Rescates: «Una sola voz de mando y mucha precaución con la operación de eslingas, grilletes, malacates, palas y demás elementos».

RECOMENDACIONES EN EL USO DEL CABRESTANTE
Todo el personal debe usar casco, gafas y guantes.

•  El cable del cabrestante no se debe manipular nunca sin guantes debido a que puede tener filamentos que nos pueden producir cortes. .   Evitaremos que el cable se deslice sobre rocas, etc. Para ello se puede proteger, en esas zonas, con trozos de manguera de 1 m. de largo y diámetro 50 mm. seccionados longitudinalmente para poder introducir el cable en su interior.
•  Se deberá enrollar el cable de manera correcta en el tambor del cabrestante. Con ello evitaremos el deterioro del cable, y mejoraremos la capacidad de tracción del mismo.

•  La MÁXIMA cantidad de cable que se puede desenrollar será la que deje una VUELTA COMPLETA en el tambor del cabrestante. SIEMPRE DEBE QUEDAR COMO MÍNIMO UNA VUELTA COMPLETA en el tambor del cabrestante.

  No utilizar el cabrestante para remolcar o tirar de otro vehículo (el cabrestante está diseñado para tirar de sí mismo). Utilizaremos para ello las eslingas.  

•  No fijar el cabrestante directamente sobre un punto de anclaje enrollándolo sobre sí mismo. Las eslingas se utilizarán para transformar en punto de anclaje el objeto, fijo al suelo, que queramos y posteriormente se enganchará el cabrestante a la eslinga.



En las maniobras de remolque, TODO EL PERSONAL debe estar fuera del área de influencia del mismo, para evitar el daño en caso de rotura del cable.

•  La persona que maneja el cabrestante, deberá estar dentro del vehículo, con el mando, y con el capó levantado, para tener una mayor protección en caso de rotura del cable.

•  Deberá colocarse encima del cable una manta pesada o chaquetón que actuará como freno, descargando toda la energía al suelo, en caso de rotura del cable.

•  Durante las maniobras de tracción, la fuerza motriz debe ser aplicada con suavidad para evitar tirones en el aparejo y reducir el daño a todos los elementos del mismo.

•  Dado que el motor del cabrestante se calienta con rapidez, es conveniente dejarlo descansar 1 minuto por cada 30 segundos de tracción.

•  El cabrestante se usará con el motor del vehículo encendido, para no descargar la batería.

•  Inspeccionar el cable del cabrestante antes y después de cada uso. SI ESTA RETORCIDO O DESHILACHADO, SE DEBERÁ SUSTITUIR. Inspeccionar también el gancho y su pasador. antener limpio todo el equipo y evitar sumergirlo en agua. Los conectores del control remoto son un elemento muy delicado, guardarlos en un lugar limpio y seco.

SECUENCIA EN EL USO DEL CABRESTANTE

1.       Ponerse los guantes y el casco

2.       Conectar el control remoto

3.       Liberar el gancho del cabrestante, usando el control remoto

4.  Desacoplar el embrague, llevando la palanca a la posición de desacoplar. Con esta acción salvaguardamos la batería (no intentar desacoplar el embrague con el cable bajo tensión)

5.       Tirar del cable hasta el punto de anclaje y procurar que quede tenso en el tambor

6.       Asegurar el cable al punto de anclaje por medio de una eslinga con mosquetón y fijar el gancho del cable

7.       Acoplar el embrague, girando la palanca hasta la posición a acoplar

8.       Tensar el cable utilizando el control remoto y comprobar que el cable está enrollado uniformemente alrededor del tambor. Una vez tenso, alejarse y no pasar nunca por encima de él.

9.       Comprobar el anclaje y asegurarse de que todas las conexiones estén bien fijadas

10.   Colocar una manta o chaquetón a mitad del recorrido entre el cabrestante y el punto de anclaje

11.   Avisar a todos los intervinientes antes de comenzar a tirar

12.   Comenzar a tirar con el motor del vehículo en marcha de forma lenta y constante. Asegurarse que enrolla por igual y de forma ajustada alrededor del tambor

13.   Enrollar durante unos 30 segundos, acelerando el motor y dejar descansar el mismo tiempo

14.   Cuando el vehículo pueda moverse por sí mismo, la operación habrá finalizado

15.   Bloquear el vehículo y liberar la tensión del cable

16.   Enrollar el cable acompañándole a una distancia no menor de un metro de guía-cables. Coloque el gancho en una argolla y tensar ligeramente

17.    Desconectar el control remoto y guardarlo en un sitio limpio y seco

Publicado en Recursos.

Deja una respuesta